Noticias
Mantente al día con nuestras noticias ALTO

Grupo ALTO se expande en Estados Unidos y México, y prevé arribo a Costa Rica

Economía y Negocios – El Mercurio 
Domingo, 25 de junio de 2017

El Grupo ALTO está ad portas de cumplir un año desde que anunció su aterrizaje en Estados Unidos. Tiempo en que su fundador, Jorge Nazer, ha estado radicado en ese país, y en el que el grupo se ha enfocado en el estudio de dicho mercado y en reclutar a su equipo profesional, casi todos estadounidenses procedentes de importantes cadenas de retail y de la industria logística de dicha nación. Ahora, la firma chilena comenzó a concretar la expansión.

En el estado de Nueva Jersey ALTO acaba de cerrar su primer acuerdo de negocios, con la compañía de logística NRS, National Retail Systems. Según cuenta desde Estados Unidos el propio Nazer, el lanzamiento del acuerdo ocurrió este miércoles, e involucra a esta gigante de la logística, que cuenta con presencia nacional -muy fuerte en la costa oeste, en Los Ángeles- y que administra centros de distribución para varios retailers , además de centros de despacho y logística vinculados a la importación de productos. Todos activos a los que la firma chilena proporcionará su servicio a través de su unidad ALTO Track, que está a cargo de un nuevo ejecutivo reclutado desde Macy’s, Maurizio Scrofani.

En ALTO Track, Nazer ve enorme potencial, dadas las necesidades logísticas que se están abriendo con cada vez mayor fuerza, la tendencia al cierre de tiendas físicas y su traslado al comercio online, que demanda cada vez mayores capacidades de despacho.

De hecho, a fines del año pasado y de la mano de Walmex, el grupo chileno acaba de debutar también en México con dicha unidad de negocios. Previo a esta incursión, la filial azteca de Walmart ya era cliente de ALTO México en la unidad tradicional -el control de mermas en el retail (salas de venta)-, pero ahora sumó los centros de distribución y logística para la firma supermercadista.

Desde esta plataforma en México y como nuevo proyecto de internacionalización –ALTO ya opera en Chile, Estados Unidos, México, España y Colombia-, el grupo planea llegar a Centroamérica, puntualmente a Costa Rica.

“A pesar de que es una zona acotada y pequeña geográficamente, al final es una extensión natural de México”, complementa Jorge Encina, gerente general corporativo de la firma chilena, quien estima que van a comenzar a fines de año, en noviembre, dicha incursión.

El aterrizaje en Estados Unidos le ha permitido a Grupo ALTO proyectar el negocio hacia otras múltiples opciones que le abre la tecnología. “Estados Unidos, de alguna manera, me ayudó a hacer un cambio de mente. Acá, todo es multiplicado por 100, y en tecnología es bastante más avanzado. Ha sido un año de aprendizaje. Hemos puesto todo el foco nuestro en tecnología”, dice Nazer.

“Nos estamos dando cuenta de que hay muchas industrias en las que nuestro modelo aplica. El principal foco hoy es cómo ALTO se está transformando en una empresa tecnológica. Eso es un cambio de paradigma”, complementa Encina.

Por ejemplo, un proyecto tecnológico que quieren explorar es incursionar en el análisis y monitoreo de los sistemas POS, los terminales de las transacciones de compra. En la práctica, este potencial nicho les permitiría pesquisar tanto fraudes o transacciones peligrosas, como también analizar información “positiva” de esos puntos, tales como nivel de ventas, horarios, empleados o punto en que más venden, entre muchos análisis posibles. “Hemos conversado con algunas empresas grandes que ven mucho interés en asociarse con ALTO por Latinoamérica (…) Lo que pretende ALTO es abrir centros de monitoreo de transacciones”, cuenta Nazer.

Encina agrega, además, que como el grupo ya posee millones de datos y grandes volúmenes de información -delitos, horarios, delincuentes, procesos críticos, entre otros- que en su origen fueron usados para persecución penal, ahora pueden usarlos además para más negocios.

En México evalúan debutar en un nuevo nicho: La rehabilitación o corrective education, que en esta industria -bastante desarrollada en Estados Unidos, como alternativa a la vía judicial- significa generar cursos online y educación para delincuentes primerizos, con el fin de generar rehabilitación temprana. Para ello, ALTO está en conversaciones con dos firmas, en miras de hacer una alianza para sumar este tipo de productos, comenzando por el mercado azteca. “No todo es persecución penal. Hay muchas herramientas que estamos tratando de incorporar para que el delito disminuya por prevención”, dice Encina, en un plan que esperan extenderlo luego en otros mercados.

En esa misma línea, uno de los proyectos adicionales que busca concretar la compañía, es extender su campo de acción al mundo de internet, redes sociales y comercio electrónico, para incursionar en el control de bienes robados online.

“Si a una tienda le roban un producto en una zona geográfica específica -teléfonos celulares en Arica, por ejemplo-, y al día siguiente se venden similares bienes en plataformas web, con un contacto de la misma zona geográfica, ¿qué está pasando?”, dice Encina. ALTO está desarrollando un producto para capturar las ofertas en redes sociales en que haya indicios de que se trata de bienes robados de su red de clientes. La firma comenzó hace un mes esta posible nueva área de negocios en una suerte de piloto o marcha blanca con un cliente, mientras en paralelo busca generar alianzas con las plataformas online -sitios de comercio electrónico o similares-, de modo de crear certificados o normas de origen de los productos en venta y así dar certeza de que no son robados.

“Si el producto llega a ser exitoso, se va a transformar en una nueva unidad de negocios de ALTO“, agrega Encina. ¿Hay interés de estas plataformas o sitios en pesquisar estas ventas? “Están totalmente alineadas, estamos trabajando con dos de ellos, inventando una solución”, responde Encina.

Lee el artículo original aquí