Hurto interno: ¿Un problema sin solución? - ALTOALTO Hurto interno: ¿Un problema sin solución? - ALTO
Noticias
Mantente al día con nuestras noticias ALTO

Hurto interno: ¿Un problema sin solución?

Según un artículo de la revista Loss Prevention Media, recientes estudios de prevención de mermas en Estados Unidos señalan que las pérdidas por hurto interno al interior de una empresa son más altas (US $186 billones) en comparación a aquellas por robos por parte de externos.

De acuerdo a esta información, Andrés Molina, Subgerente de Estudios ALTO Chile, comentó que “uno de los problemas más frecuentes de las industrias productivas o de distribución es que no tienen claro dónde y cómo ubicar sus puntos de control de salida de colaboradores para que la revisión del personal se realice de acuerdo a las exigencias legales (respete la integridad y dignidad de los trabajadores), y para que dicho control sea efectivo en la disuasión y detección de productos que están siendo retirados de manera ilícita”.

El experto de ALTO Chile también señaló que es necesario tener claro qué hacer en caso de detectar un delito al interior de una organización: “Muchas veces, nos hemos encontrado que no existen o que no están bien definidos los procedimientos ante un delito, lo que puede generar problemas con las policías o en tribunales”.

ALTO te recomienda:

  1. Diseñar el control de salida de tal manera que sea posible contar con medios de prueba de los delitos, realizar la revisión de pertenencias de manera ordenada y digna con las personas, y que se tenga una clara línea límite que defina el punto en el cual los productos están siendo retirados de la operación.
  2. Desarrollar un detallado procedimiento de revisión e incluirlo en el reglamento interno de la empresa.
  3. Verificar que exista un correcto funcionamiento de todas las partes en caso de que se detecte un delito al interior de su organización.
  4. Realizar capacitaciones informativas a todos los colaboradores de la empresa en que se detallen los procedimientos de control.