ALTO Track desembarca en ColombiaALTO ALTO Track desembarca en Colombia
Blog
Mantente al día con nuestras noticias ALTO
Blog

ALTO Track desembarca en Colombia

En una entrevista con el diario colombiano Portafolio, Juan Cristóbal Palacios, Gerente Regional de Sudamérica de Grupo ALTO, habla de la importancia y los planes de expansión de la empresa. Además, anuncia la llegada de ALTO Track a Colombia, con el fin de adaptarse a la nueva revolución que vive el sector logístico y disminuir los robos que se producen en ruta.

A lo largo de estos 11 años de operación en Colombia, Grupo ALTO ha logrado denunciar más de 40.000 delitos en los diferentes segmentos de las empresas que forman parte de su red de protección. Su finalidad es prevenir y disminuir los delitos en compañías de diversos rubros: aviación, entidades financieras, retail y salud, entre otras.

¿Cuál es la importancia de Colombia para Grupo ALTO?

A lo largo de estos años, Grupo ALTO se ha convertido en un aliado estratégico clave para más de 75 empresas del país, en la disminución y prevención de los delitos que afectan su patrimonio.

¿Cuáles son las metas?

Desde que iniciamos operación en Chile en el 2005, hemos expandido nuestros servicios también a Colombia, México, Estados Unidos y España, protegiendo más de 7.000 puntos. Para el 2019 queremos la apertura de otros mercados en Latinoamérica.

Adicionalmente, en los próximos meses lanzaremos ALTO Track en Colombia, una línea de negocio que ofrece soluciones tecnológicas y eficientes en el proceso logístico, minimizando el riesgo de robo en ruta, basándose en los análisis y modelos predictivos de información para el seguimiento del vehículo y control de la carga, desde el centro de distribución hasta el lugar de destino de la mercancía.

¿De qué herramientas tecnológicas disponen?

Contamos con un equipo especializado en desarrollo tecnológico que está llevando a Grupo ALTO al mundo de Smart Data, a través de una plataforma integral que permite generar mayor análisis de información, predicción del delito y riesgos operacionales. En los datos tenemos una fuente de información que nos permitirá anticiparnos a lo inesperado, lo cual es un tremendo valor que generará procesos eficientes y toma de decisiones inteligentes de negocio, mejorando resultados.

¿Cómo estuvo el 2018?

Durante el 2018 incorporamos a nuestro servicio el análisis de criminalidad interna, basado en investigaciones y poligrafías, que permiten identificar la posible vinculación de personal que colabore con externos para facilitar la comisión de delitos. Sumado a lo anterior, implementamos un modelo de consultoría en prevención de pérdida, complementando nuestro servicio con estudios de vulnerabilidad física, procesos y protocolos internos, a través de los cuales generamos recomendaciones que impactan de manera positiva a la operación de las compañías.

Lo anterior, se vincula a la generación de una lista de chequeo con la cual efectuamos visitas periódicas y verificamos el cumplimiento de los estándares de seguridad y prevención de pérdidas. Además, tuvimos el lanzamiento de ALTO Inmune, empresa de nuestro holding dedicada a la disminución del ausentismo en empresas causado por el mal uso de las licencias médicas, logrando mejorar la eficiencia operacional y el clima laboral.

¿Cómo ha evolucionado la ocurrencia de delitos en el comercio?

Hemos identificado que los delincuentes no operan por su cuenta. Ahora conforman células delictivas que adelantan sus crímenes de manera grupal y estructurada, y cada integrante cumple un rol definitivo para cometer el hurto.

Es necesario crear una cultura de buenas prácticas en nuestras empresas aliadas, pues debido a la cantidad de delitos denunciados hemos logrado que las pérdidas patrimoniales de nuestros aliados se reduzcan hasta en un 70%.

Nota original: Portafolio